"Si el hambre no es el problema, la comida no es la solución"

Me he pasado más de la mitad de mi vida a dieta.  Peleándome con la báscula, la comida y como resultado... conmigo misma.

No sabría decir el momento exacto en el que el peso se convirtió en un "tema" para mí. Seguro que fue mucho antes, pero mi primer recuerdo es con 15 o 16 años convenciendo a mi padre para que me pagara una de esas dietas sustitutivas de batidos. 

 

Dietas, siropes, batidos, acupuntura... Lo he probado todo. Creo que si me devolvieran todo el dinero que he invertido en "productos milagro para adelgazar" me haría rica. Y como muchas de vosotras ya sabéis... No hubo milagro.

Cuando comencé este camino de "encontrarme a mí misma", aprendí algo que hasta entonces me parecía imposible: a observarme.  Descubrí que cuanto más me centraba en la comida, más me obsesionaba con ella. Que cuanto más controlaba lo que comía, más me iba después al descontrol. Que cuantas más normas me ponía, más quería saltármelas... Y que mi relación con la comida empañaba todas las áreas de mi vida.

webbyn copia.jpg

Y solo cuando cambié el foco y dejé de mirar a la comida para mirarme a mí, las cosas empezaron a cambiar...

Ahora, quiero compartir con vosotras todo lo que he aprendido durante mi proceso, y acompañaros en el camino de descubrir que el verdadero milagro está en nosotras, no en las dietas.

​Fátima Sancho

Coach certificada por la Universidad Francisco de Victoria (2016-2017)

Master en Consciencia y Ser por la Fundación para el desarrollo de la consciencia (2019-2020)

Practitioner en PNL por el International NLP Coaching Alliance impartido por Ana Pola (2021)

Entrenamiento en Entrevista motivacional Nivel 1 (2021)

¿Te pasa algo (o mucho) de esto?

 

  • Has hecho muchas dietas y, aunque al principio te funcionan, terminas abandonando y recuperando el peso que has perdido (y algún kilo extra)

  • Comes de forma emocional: utilizas la comida para calmarte, premiarte, castigarte...

  • No entiendes por qué, si sabes lo que tienes que hacer para cuidarte, haces todo lo contrario

  • Tratas de controlar todo lo que comes

  • Tu relación con la comida hace que tengas baja autoestima

  • Sientes que tu relación con la comida es el más urgente de tus problemas a solucionar

  • Crees que si arreglas esto que te pasa con la comida, todo lo demás funcionará

  • A menudo piensas: "cuando sea delgada seré feliz"

Si te sientes identificada con lo que acabas de leer, sé muy bien como te sientes: atrapada en una rueda de hamster de la que no sabes cómo salir. Hay salida, lo que ocurre es que no está donde todo el mundo cree.

 

En mis sesiones de coaching te acompaño a mirar en profundidad tu relación con la comida porque, detrás de esta relación, se esconde la relación contigo misma y con los demás.

No se trata de tener fuerza de voluntad, se trata de prestar atención; de observar con curiosidad por qué y para qué comes como lo haces.

¿Quieres conocerme un poco más

Suscríbete para recibir información de mis sesiones y talleres

¡Gracias por tu mensaje!