Bathing Suits
¿CÓMO PUEDO AYUDARTE?

La realidad es que no voy a ayudarte.  Para ayudarte tendría que hacer por ti algo que tú sola no puedes. Y claro que puedes. 

 

En vez de ayudarte voy a acompañarte. ¿A dónde? A dónde tu decidas.  Sólo tú sabes dónde estás y a dónde quieres ir. Y como sé que lo que te asusta es el camino hacia ese nuevo lugar, te propongo que lo hagamos juntas. Porque cuatro ojos ven más que dos y porque añado al equipo un set de herramientas que pueden sernos muy útiles cuándo encontremos obstáculos.  

 

Si te animas a dar el primer paso (no olvides que el primero siempre es el más difícil) estaré encantada de lanzarme a esta pequeña aventura contigo. 

Sabes lo que tienes que hacer.

Sabes por qué lo tienes que hacer.

Solo te falta saber cómo lo vas a hacer. 

 

RELACIONES

Familia, pareja, amigos, compañeros de trabajo, jefes...  todas tenemos problemas más o menos graves en alguna de nuestras relaciones. Y es que las relaciones sacan a flote muchas de nuestras limitaciones y nuestros miedos. 

Dicen que las personas actuamos como espejos mostrándonos unas a otras todo aquello que necesitamos trabajar y que por eso atraemos al mismo tipo de personas una y otra vez. Sea o no esto verdad, las relaciones son el escenario perfecto para detectar, por ejemplo,  cuánto necesitamos la aprobación de los demás, el miedo que tenemos a caer mal o lo mucho que nos cuesta poner límites.

Pero igual que nos muestran nuestras limitaciones nos enseñan también nuestra capacidad de amar, nuestra empatía y nuestra generosidad. Conocer a fondo nuestra forma de relacionarnos es conocernos a fondo a nosotras mismas. 

PÉRDIDA DE PESO

Cuándo empezamos una dieta pensamos que contando calorías y echándole fuerza de voluntad conseguiremos llegar a nuestro peso ideal, pero ya sabemos que esto no funciona a medio-largo plazo. Contar calorías es aburrido, cansado y difícil y la fuerza de voluntad tiene los días contados. Una tarde de domingo lluviosa que nos pille un poco tristonas y se acabó...

Yo te propongo trabajar desde la motivación, y no desde el esfuerzo y la resistencia. La motivación es, como su nombre indica, ese motivo al que recurrirás cada vez que quieras tirar la toalla. Pero la motivación no es algo universal, tu motivación y la mía no son la misma porque la motivación está directamente relacionada con nuestros valores. 

El problema no es la comida sino la relación que establecemos con ella así que vamos a arreglar esta relación y a borrar la palabra dieta de nuestro vocabulario.

PROPÓSITO DE VIDA

Para conocer nuestro propósito debemos identificar eso que sabemos hacer, que disfrutamos haciendo, que aporta algo al mundo y por lo que nos pueden pagar (parece un trabalenguas pero si lo lees otra vez verás que tiene todo el sentido).

Pasamos la mitad de nuestra vida trabajando y si lo hacemos en algo que no nos llena estamos desperdiciando precisamente eso... la mitad de nuestra vida.  Nos han vendido que el trabajo es esfuerzo, sacrificio, que fíjate si es malo que hasta nos pagan por hacerlo... y ahí seguimos, año tras año atrapadas en un trabajo que nos hace tremendamente infelices... 

 Al trabajar en tu propósito rescatarás ese talento que tenías de pequeña y que has abandonado (y puede que hasta olvidado); comprenderás que eso que los demás te dicen que haces tan bien y que hasta ahora no te lo creías es cierto y descubrirás qué es eso que el mundo necesita y que tú puedes darle.  

 

SOBRE MÍ

Durante muchos años he vivido creyendo que la felicidad estaba fuera de mi. En mi familia, en mi trabajo, en mi pareja, en las circunstancias que me rodeaban... Si “lo de fuera” estaba bien, yo estaba bien y si “lo de fuera” estaba mal yo estaba mal. Y claro, si mi felicidad dependía de todas estas cosas no me quedaba más remedio que “trabajar” duro para que todo funcionase como yo quería. Pero ese trabajo tan importante de querer controlarlo todo nunca era suficiente; se arreglaba una cosa y se estropeaba otra y nunca conseguía ese nivel de perfección externo que creía necesitar para ser feliz. Y me saturé… Empecé entonces a estudiar, a investigar, me formé como coach y poco a poco comprendí que mi felicidad no dependía de la realidad externa sino de como yo la interpretaba y me relacionaba con ella. Y esto... sí lo podía controlar. 

Ahora dedico gran parte de mi tiempo a acompañar a mujeres en su propio camino y trabajo cada día para intentar ser esa persona con la que me hubiera gustado hablar hace unos años...

"No es fácil encontrar la felicidad en uno mismo, pero es imposible encontrarla en ningún otro lugar"

 
Pila de papel y lápiz
Si es más fácil para ti puedes llamarme o enviarme un whatsapp +34630018353

Debido a la pandemia estoy realizando las sesiones online

  • Instagram - White Circle
  • Pinterest - White Circle

© 2020 by Fátima Sancho Life Coach